martes, 8 de septiembre de 2020

Balanza de dos onzas para cartas y contenedor de rollo de estampillas ( circa 1990 )

 En otros países no sé, pero en este aún las estampillas se venden en plancha o en rollo. Si uno por casualidad y es muy coqueto y quiere poner en práctica el vintage encanto de mandar cartas por correo tradicional y con estampillas guapas pues... éste es el cacharro que hay que tener. Uno pesa la carta, y según la basculita, pega la estampilla correspondiente. 

Datar la balanza no ha sido difícil: este tipo de cachivaches se fabricaron hasta los '90, cuando se empezaron a popularizar las digitales.

Dos cosas: la balancita está en onzas, con un máximo de dos. Entonces estaremos en el horno si el envío es mas pesado que dos onzas. Y otra cosa obvia del aparatejo: está fabricado para usarse en US. Pues en el resto del mundo se usan los gramos. Dos onzas son, mas o menos, 56 gramos. 









domingo, 6 de septiembre de 2020

Cartera tríptica de mapas para oficiales, British Army, Primer Guerra Mundial

 Hace un siglo atrás no había manera de engolosinarse con GPS, ubicación satelital, Google maps y todas esas delicias que adormecen cada día mas nuestras mentes.

Las personas, pero sobre todo aquellos en armas, dependían, vivían y morían de acuerdo a los mapas. Por tal razón los mapas, y lo que en ellos se leía y lo que ellos decían, trajo tantos sinsabores y tanta fatalidad al mundo entero.

La cartera que ven en las fotos corresponde a la British Army y es del tipo tríptico usado por oficiales. El mapa original no estaba al momento que la cartera llegó a mis manos. En cambio, lo que ven en las fotos desplegado dentro de los plásticos de las tres solapas es un mapa de Lyme Regis y Plymouth de los años '70 del siglo pasado. Muy posiblemente y luego de la guerra la cartera se siguió usando pero para guardar mapas de senderismo o excursión. Posiblemente, también, puede que algún soldado apostado en la región de Lyme Regis y Plymouth durante la segunda guerra la haya usado. Imposible tener esa certeza.

La cartera se adquirió en Lyme Regis en 1990 en un negocio de antigüedades dedicada a atrezzo militar de la primer y segunda guerra.

El material de tela de la cartera es un tipo de arpillera impermeable, en el interior tiene en su parte central un cobertor de pana y los plásticos tienen marcadas cuadrículas de posicionamiento y localización. La cartera es original en casi su totalidad salvo el mapa y el broche inferior ( que luce viejo pero mucho mas reciente ).










miércoles, 2 de septiembre de 2020

Estación meteorológica de doble lectura ( barómetro y termómetro ) Springfield Precision Instruments, circa 1980

 Entre los muchos tipos de instrumentos de medición que encontramos en casa suele destacar la llamada "estación meteorológica " que por lo general consiste en un artefacto mecánico ( y a veces digital ) para medir dos o mas registros meteorológicos. En el caso de la que ven en la foto, los ejes de la medición en sus instrumentos son un barómetro aneroide y un termómetro con tara de medición Fahrenheit. 

Deseo aclarar, por otra parte, que existen básicamente dos grandes grupos de estaciones meteorológicas: 

- Caseras

- Profesionales

Y a su vez éstas cumplen con otra clasificación mas exhaustiva. Las estaciones meteorológicas pueden ser:

- Monitoreadas: aquellas capaces de registrar de manera digital o manual sus mediciones. A su vez éstas se subclasifican en de Superficie ( las que están en tierra o torre ) y las Aéreas ( satélites, globos atmosféricos y otros aparatos de vuelo y estudio ). 

- No Monitoreadas: las de lectura directa y que no hacen registro de lectura.

- Con abrigo: aquellas que están resguardadas y cumplen con cuidar los instrumentos y su correcto funcionamiento.

- Sin abrigo: por lo general son las domésticas, las que tenemos en casa y a las que no les brindamos ningún tipo de resguardo o protección.

- Mecánicas

- Digitales

Por supuesto la eficiencia de la lectura de datos en la instrumentación meteorológica está íntimamente relacionada con la capacidad de exactitud y precisión, sensibilidad y adecuación de los instrumentos a las condiciones ambientales. 

Y ahora sí, les muestro esta Estación Meteorológica de doble lectura ( barómetro y termómetro ) marca Springfied de los '80. 

La Springfield Precision Instruments se fundó en 1956 y desde entonces fabrica una enorme variedad de elementos de medición en muchas calidades ( siempre óptimas ) y para todos los gustos ( en este caso... para aficionados como yo ).







martes, 1 de septiembre de 2020

Gustav Becker Story, Karl Kochmann, Antique Clock Publishing, Revised Edition 1977

Kochmann era un hombre muy meticuloso. Tanto que hasta el pequeño libro de publicación casera que ha llegado a mis manos sobre el inmortal Gustav Becker es otra de las delicias de historia que Kochmann nos ha regalado a los apasionados de la relojería gruesa.

 Como ya escribí hace un tiempo, Karl Kochmann es un poco el 'padre no reconocido' de los libros 'modernos' de y sobre relojes. Kochmann era ingeniero mecánico apasionado por la relojería. Era miembro prominente de las mas prestigiosas asociaciones horológicas del mundo: The Antiquarian Horological Society, la British Horological Institute, el Deustche Chronometrie, y la NAWCC. 

También vale la pena refrescar otra cosa que dije hace tiempo. Kochmann editó varios libros, muchos de ellos son de referencia obligada.
Y su amor por lo relojes y sus historias lo impulsó a usar su tiempo libre, una vez jubilado, tratando de recopilar, recabar, ordenar, estudiar y divulgar catálogos, historias, anécdotas y referencias sobre marcas y sellos horológicos ( su incombustible Trade Mark Index ) y escribir sobre las casas alemanas de relojería gruesa y sus misterios.

Si debo ser sincera: el libro es de una pobreza en su edición de papel que alarma. Y la responsable ha sido la Antique Clock Publishing ( ¿ Kochmann mismo ? ). El libro merecía y merece una edición mejor. 
Kochmann escribía en alemán e inglés - todos sus libros son bilingües - y ello es un hallazgo. 
Si debo también hacer una crítica... Kochmann no nos comenta nada sobre bibliografía.
Además los textos de su amigo ( ¿ invitado... colaborador ? ) Johannes Henning aparecen con firma propia, pero sin registro de propiedad intelectual. ¿ Desprolijidad ? .
Por lo demás: la información que condensa el libro es impecable.
El ejemplar de las fotos tiene 80 hojas muy mal encuadernadas, tapas muy pobres, diagramación también pobre y fotos mejorables.