martes, 14 de abril de 2020

Illustrated Manual of American Watch Movements, The E. & J. Swigart Company, libro en paperback edición 2020 y reproducción del original de 1951

E. & J. Swigart Company fue un proveedor de fornituras, herramientas y accesorios para relojeros y joyeros con base en Cincinatti, Ohio y fundada en 1879. Y como muchas tantas empresas de aquellos años publicaron catálogos de fornituras para relojes suizos y de USA. La Swigart también en su momento se embarcó en la comercialización de relojes gruesos con su nombre. Aún hoy día existen millones de ellos a lo largo y ancho de USA.

El catálogo que verán en las fotos es una reproducción muy mala de la edición del año 1951 del famoso catálogo Swigart ilustrado de movimientos fabricados en USA. No figuran todos los movimientos, sin embargo. El libro hacía referencia solo a algunos movimientos de Elgin, Howard, Illinois, Hamilton y Waltham mas otras secciones de identificación de coronas, cuerdas, cajas, agujas y algunas intercambiabilidades de Bulova. El material con respecto a las descripciones, dibujos y fornituras es muy bueno, por supuesto. Pero empañado por la pobre calidad de la copia.
Aclaro también que Swigart también publicó muchos otros tipos de libros y catálogos y sobre muchos variados temas: reparación, taller, pilas: tipos y características, catalogación de cajas de mantel clocks, herramientas, muebles para relojeros y joyeros, accesorios y complementos. Desconozco cuándo la empresa dejó de funcionar. He tratado de rastrear cuál fue su última publicación y según mis registros es de 1985.

Desconozco quién ha estado a cargo de la edición de esta copia muy pobre en paperback. El catálogo y su material merecerían algo mucho mejor, mas cuidado y con mas respeto. El libro, si es que se le puede dar ese nombre a este rejunte de fotocopias, consta de 209 páginas muy pobremente atrapadas en una cubierta muy berreta.

Se preguntarán por qué compré semejante porquería.
Lo compré porque me gustan las impresiones aunque sean malas y las prefiero a los tristes PDF; porque tengo una biblioteca especializada en libros de relojería y porque tengo un blog sobre este tema. De otra manera ni borracha hubiese gastado mi dinero en el.






miércoles, 8 de abril de 2020

Sacapuntas PlayMe y similares

Y finalmente aparecerán por este blog los maravillosos y sorprendentes sacapuntas Playme y similares. Algunos son de mi propia cosecha, otros son regalos de amigos que saben que tengo absoluta debilidad por ellos.
Se cuenta que la empresa valenciana PlayMe lanzó al mercado una serie de sacapuntas en 1969. Esta empresa ya contaba con experiencia en la fabricación de juguetes a escala ( por lo general de zamac, calamina o aleaciones similares ) por lo que darle forma a los sacapuntas no fue un problema.
Según las fuentes consultadas hay diferencias en cuanto a cuántos modelos de sacapuntas Play Me puso en el mercado, que no solo fueron de aleaciones de  metal sino también de plástico. Algunos coleccionistas hablan de 53 modelos, otros de 88 modelos metálicos. Los PlayMe y similares no respetaban escala y adecuaban el diseño a que el sacapuntas fuese funcional.   
Cuando en los '80 Play me decide parar la producción de los sacapuntas aparecen unos similares fabricados por EMB Martí, que comercializó 24 modelos. Y sumado a ello empiezan a aparecer en el mercado réplicas chinas de ellos, algunas firmadas Hong Kong, otras con un sello Made in China, otros con la firma del gigante corporativo chino Die Cast. Muchos de estos modelos chinos son copias exactas de los primitivos PlayMe. Pero a medida que se fue extendiendo el éxito de venta de los Die Cast empezaron a sacar nuevos modelos, sobre todo para tentar a los consumidores de USA al realizar réplicas muy bien logradas de aviones, automóviles, barcos y objetos típicos yankis. Según tengo entendido Die Cast tiene en catálogo mas de 400 sacapuntas metálicos.

Primero pongo fotos de Play Me.







Y ahora pongo fotos de Die Cast y similares de fabricación china.







lunes, 6 de abril de 2020

Selección de 250 Útiles para la Reparación de Relojes, Bergeon, catálogo distribuido por S. Beker SRL de Argentina, 1969

Hubo una vez que los catálogos Bergeon formaron parte del material de lectura y consulta de los relojeros del mundo entero. Sus herramientas fueron y son referencia desde los años '30 del siglo pasado a nivel internacional por su excelencia y confiabilidad y se las considera entre las mejores herramientas del mercado. Casi como si uno dijese que son las ' Rolex' de las herramientas.
Contrariamente a que se la conoce como firma centenaria la empresa Begeon recién se formó en 1927 y por circunstancias casi casuales. Jules Bergeon fue empleado de Faure, una casa de fabricación de herramientas de relojería nacida en Suiza en 1791. La empresa Faure siguió su camino hasta luego de la Primer Guerra Mundial en la que murió el último Faure descendiente y la fábrica de herramientas quedó acéfala. Ante la situación un grupo de empleados de la compañía encabezados por Jules Bergeon decidieron tomar las riendas de la fábrica. Así nación Jacot, Bergeon & Cie, la que años mas tarde se llamaría finalmente Bergeon & Cie al fallecer el resto de los socios.

El catálogo de referencia de herramientas que a continuación les mostraré fue impreso en suiza y en español en 1969 y formaba parte de los regalos de cortesía a clientes relojeros de la distribuidora S. Beker & Cie SRL ( en aquella época distribuidora oficial de Bergeon en Argentina ) que supo estar ubicada en la famosa calle Libertad al 262.  

Pasen y vean:





  

viernes, 3 de abril de 2020

Caja de herramientas Union Tool Chest Co, Inc, Rochester, NY - 1918

Una tarde haciendo limpieza de cuarentena - limpiar sobre lo limpio, ordenar lo que está ordenado - le tocó el turno otra vez en la misma semana a esta maravillosa y anciana caja de herramientas Union Tool Chest Co. de 1918.
En tiempos normales hubiese corrido a la formidable biblioteca pública de mi pueblo en busca de información, pero no ha sido posible debido al Coronavirus que tiene cerrado todo espacio público bajo techo. Consultando entonces las fuentes posibles en san google dí con un sitio lleno de excelente información sobre estas cajas de herramientas.
La manufactura Union ya en 1918 hacía ya rato que andaba fabricando estas cajas.
Y como muchas empresas de la época... cambiaba de nombre y se fusionaba o desmembraba mas rápido que comerse una porción de pizza.
Se preguntarán cómo pude datar con exactitud esta belleza... pues en el sitio web que sigue y que por supuesto están invitados a investigar:

https://sites.google.com/site/theguideforwoodmachinistchests/pg-31---union/pg-20g---union-co-s-and-history

Por lo tanto, y ante las evidencias del sello, la forma de la caja, sus manijas, los cajones y terminaciones he podido ponerle fecha de nacimiento a la bonita: 1918. Año de fines de guerra, desafíos, entradas forzadas a la tecnología del siglo XX ( que no ha sido moco de pavo... ) y la incertidumbre de la carrera contra la especulación y el monetarismo feroz que desembocó en el crack del '29. Pero esa es otra historia.

La caja de las fotos, al ser comprada, trajo multitud de herramientas para grabado, cerrajería y relojería. Una auténtica fiesta colejuntadora.
Y si tenemos en cuenta que esta preciosura estuvo en uso continuo por mas de 80 años... no se puede creer el maravilloso estado de conservación que posee. Sus anteriores dueños ( 3 generaciones de grabadores ) la usaron sin piedad ni cuidarla bajo el sol incandescente, la nieve y el horizonte reseco de New Mexico sin reparar que llevaban consigo una obra de arte.

Adjunto fotos que los hará desvelar, la bella Union Tool Chest acompañada por femenino reloj colgante de sospechosa marca Baylor y escultural pluma Delta Vintage.















miércoles, 1 de abril de 2020

Time Warped, Unlocking the Mysteries of Time Perception, Claudia Hammond, Haper Perennial, primera edición en USA de 2013

La buena de Claudia Hammond ( la popular periodista de la BBC ) me sorprendió con este libro hace unos años: Time Warped. Ya me había gustado su libro anterior, Emotional Rollercoaster. Y con este ya se ganó un lugarcito en mi corazón.
Hammond es periodista con sólida formación académica: tiene  una licenciatura en Psicología y es una experta en los campos de las comunicaciones sociales y filosóficas.

Su libro es muy difícil de resumir, pero trataré.
La hipótesis que sobrevuela las 342 páginas de esta edición ( pobre ) es la siguiente: El tiempo no cambia, lo que cambia es nuestra percepción del tiempo. El tiempo está íntimamente ligado a las percepciones: tristeza, alegría, aburrimiento, miedo; y además, está conectado a otras variables como por ejemplo la temperatura ambiente: frío ( no pasa nunca ) calor ( el tiempo pasa rápido ). 
La autora sostiene ( también yo ) que el tiempo no es una linea cronológica y agrega que nuestra relación con el tiempo es una construcción cotidiana mental y emocional y por lo tanto y llegado el caso tenemos influencia sobre el.

Hammond sabe muy bien de qué habla, y se nota.
No es la clásica autora chamuyadora que escribe cualquier cosa. Esta mujer ha estado hablando, investigando y estudiando sobre las relaciones humanas y filosóficas por décadas por lo que tiene espaldas suficientes para sostener sus hipótesis. Hipótesis a las que adhiero.

Sobre todo adhiero a la falacia de la linea cronológica.
Porque para Hammond el paso del tiempo juega en varios aspectos espaciales, entre ellos en perspectiva y prospectiva. Y sumado a ello habría que agregar nuestra propia construcción del tiempo, sumamos la actividad neuronal y las emociones que también inciden en esa construcción.

Gracias a esta Claudia ( no mi amiga vagoneta ) aprendí muchas cosas. Por ejemplo:
- que existe una ciencia que estudia los efectos del tiempo en los ritmos biológicos y emocionales: la Cronobiología.
- que existe la Cronostasis: la ilusión que el tiempo se detiene. Para los que tenemos relojes de cuarzo es una experiencia comprobable. A veces nos da la impresión que la aguja segundera está parada.
- que la dirección en la que leemos ( derecha o izquierda ) afecta no solo nuestro pensamiento sino también cómo visualizamos el tiempo.
- que los estudios científicos sobre la memoria en realidad son estudios sobre los olvidos.
- que existe un fenómeno llamado tiempo telescópico: creer que un hecho pasó mucho mas cerca de nuestro Ahora que lo que en realidad fue. Aplica también para la paradoja del fin de semana: sábado y domingo pasan rápido, pero vistos desde la semana pasada, no.
- que el propósito primario de la memoria no es recordar el pasado sino construir o imaginar futuros posibles ( adhiero en un 100 x 100 a este postulado ).
- que el mayor problema y desafío del siglo XXI es que no creamos mapas mentales o recuerdos dado que estar sentado frente a la PC o tener el celular todo el día en la mano no los crea. Qué problemón... porque al no tener pasados en los que fijarnos no podremos crear futuros posibles.

Miren: con todo lo que ya les conté tendrían que salir corriendo ahora mismo a comprar este libro.
O dadas las circunstancias del Coronavirus: podrían comprarlo en internet.
No sean vagos che.

Pocos datos técnicos:
- 342 páginas, edición muy pobre.
- el libro consta de introducción, 6 capítulos, agradecimientos, notas, bibliografía ( excelente ) e índice.
- tiene media docena de dibujos que no agregan ni quitan. Olvidables.