sábado, 3 de abril de 2021

A Contrarreloj, Quinta Temporada; Javier Gutiérrez Chamorro, 2019

 Es extraño lo que voy a decir, pero quizás lo mas interesante de esta saga en su Quinta Temporada detectivesco-relojera sea aquello que no está relacionado con los relojes y que va mas allá del autor en sí: el despegue del personaje y su entronamiento como figura con peso propio para sustentar las ficciones que protagoniza.

El mérito, por supuesto, es de Nikkho ( nuestro colega relojero y amigo, ingeniero de profesión pero escritor por vocación Javier Gutiérrez Chamorro ) y su incansable búsqueda en el mar de las ficciones y sus confecciones. 

Escribir ficción es difícil, agotador, tedioso; hasta diría que deja sin energía al autor. Sin embargo Chamorro reafirma, en esta Quinta Temporada de su saga detectivesca-relojera, que él no se cansa, que le encuentra la vuelta de tuerca a todos los desafíos, y que además tiene resto compositivo para seguir colaborando, redefiniendo, circulando y creando con, para y junto al personaje que, me animo a decir en este momento, ya se ha inmortalizado en el horizonte de policiales escritos en español: Paul Davis.

En mi reseña empezaré por el final. Pues allí están las explicaciones pertinentes a algunos de los enigmas planteados en las sagas anteriores: el por qué no estaban editadas las novelas cortas 19 y 22. Chamorro nos explica que en esta Quinta Temporada ha desistido de editar de manera independiente sus relatos. Y le doy la razón: tanto número confundía - aún con mi memoria prodigiosa no recuerdo los números y los títulos anteriores aún cuando los haya leído - ; y además encorsetaba un grupo heterogéneo de relatos que quizás no guardaban continuidad o similitud. Coincido con Chamorro que el lector se ve muy beneficiado con el cambio, y yo, como lectora-reseñadora-crítica, lo aplaudo de pie. 

Ahora, y ya dentro del nuevo esquema  propuesto por nuestro compañero Nikkho, descubrimos en esta Quinta Temporada 23 historias - incluidos los ya comentados relatos 19 y 22 - en las que Chamorro se anima a seguir jugando, mezclando, seguir experimentando y diversificando - cuestión ya vista en la saga anterior -. Otro hecho positivo es la inclusión de autores invitados que los lectores de Paul Davis ya conocemos: Bia Namaran, Fénix Hebrón - el 'padre ' de Paul Davis-; y A. Bial Le Metayer. Todos ellos con muy buenos aportes.
Un tema muy importante que deseo recalcar: en esta Quinta Temporada se refuerza, esmera y se subraya la descripción y ficción de acción, persecuciones de autos, tiroteos y uso de la fuerza sin olvidar que Paul Davis es puro uso de la deducción y el análisis. Por otro lado, el costado romántico y mas humano del detective languidece. Veremos si en la Sexta Temporada el mentado caballero barcelonés se nos vuelve a enamorar.

Haré, como ya es mi estilo, un muy breve comentario sobre los 23 relatos incluidos en este volumen. Las historias en las que no se especifica autor son de completa autoría de Javier Gutiérrez Chamorro.

- Guerra de Containers
La bella Anabel Faure Dumont y Paul Davis van a una subasta en un almacén de Greenpace. Como en el programa de TV Guerra de Containers, pero mas real.

- Los Rolex de Oro
¿ Rotores de oro en fakes de la corona... ? Y si fuese poco dos Seat 124 de ensueño.

- Cazadores de Vampiros
Nuestro compañero participó en un concurso de relatos con este cuento. Las bases del concurso especificaban que la palabra vampiro debía estar presente... y lo está. 

- El Rolex de la actriz
Otra vez María Riera - del Servicio Secreto Español - le deja un sobre a Paul Davis con una historia acaecida en 1986 sobre un misterioso Pau Davis y la búsqueda de un reloj robado a Demi Moore.

- Gana la Banca 
Siempre gana el casino, ¿ qué duda cabe ? También en el caso de los que tratan de hacer timo con números binarios y los relojes inteligentes...

- Paquetes Perdidos
Muy buen trabajo deductivo de Paul Davis sobre Amazon y los paquetes que se pierden y no se sabe por qué. 

- La Caja Fuerte del Ex Marido
A una lectora de las ficciones de Paul Davis - no olvidemos que al detective también le encanta escribir - le robaron los relojes del ex. Pero el comienzo del cuento es otro: es sobre un Breguet de Salvador Dalí de oro... ¿ o platino ? Paul Davis  lo explicará. 
Aquí me permito hacer un comentario: Chamorro nos comenta que el cuento tiene un comienzo diferente porque a una persona que hizo una reseña de su obra no le gusta que los policiales tengan la estructura narrativa que tienen. Pues... el género policial no es para cualquier tipo de lector. Y eso, la persona que hizo la reseña, debería saberlo. 

- El Furgón de Cartier
Este es un relato que tiene dos partes: el robo - verídico -; y la investigación. Este es un muy buen texto en el que Chamorro se luce como narrador.

- Un Juego de Ingenio - escrito por A. Bial Le Métayer
Cuento en tercera persona. Paul Davis se enfrenta a un asesino que deja como marca de muerte un reloj con la alarma a las 17.30. ¿ Un niño prodigio podrá resolverlo ? Veremos...

- Un Caso Duro
El amigo de Paul Davis, el rudo de Macario, se suma a un tipo mucho mas duro, un tal Justino Crespo. Mucha acción, mucha adrenalina. Estos tres muchachos juntos hacen mucho ruido...

- Una Noche en el Calabozo - primera parte escrita por A. Bial Le Métayer; segunda parte escrita por Javier Gutiérrez Chamorro
Como ya adelanté en el título del relato, esta ficción tiene dos partes.
En la primera: Celia es una guardaespalda que no abrirá la boca ni que la maten, son códigos de su oficio. El comisario Newman y Paul Davis la desaprueban y la desacreditan por seguir los rígidos códigos no escritos de la muy ingrata tarea de ser mercenario. (A mi modo de ver, todos somos mercenarios, de una u otra manera.)  
En la segunda: ¿ Unos Rolex falsos pueden ser verdaderos... ? A ver qué nos dice Paul Davis sobre ese particular...

- Estafados en la Bolsa
Millonarios que sucumben a las drogas de unas muy agraciadas señoritas y Paul Davis que se disfraza de experto en finanzas para dar caza a estas mujeres del bajo mundo.

- Día de Sant Jordi
Haciendo gala de su excelente dote de narrador, Chamorro nos cuenta la historia de Sant Jordi. Y no solo eso: Paul Davis conoce a Chamorro en persona, le compra todas sus obras literarias y comparten gustos relojeros - usan el mismo reloj -. Gran relato. Mi preferido. Un juego de espejos muy bien armado y definido.

- Un Trabajo Inesperado - escrito en conjunto por Bia Namaran y Javier Gutiérrez Chamorro
Paul Davis está en Badajoz por un asunto de un auto-robo, y de paso, ayuda a una pareja a recuperar un reloj.

- La Confesión
Puro trabajo deductivo de Paul Davis: un millonario quiere hacerse pasar por ladrón y no lo logra. 
Ya por fuera del cuento, diré que Paul Davis estaría en aprietos de este lado del océano, donde los billonarios visten como harapientos y usan Casios Marlin; y los harapientos lucen gafas de Tom Ford, zapatos italianos y relojes de Alta Gama. 

- Los Detectives Durante La Pandemia del CoronaVirus
Paul Davis ha sufrido como todos nosotros el encierro y el maleficio del Covid19. Eso no quita, empero, que nos deleite con un relato sobre un hecho policial acaecido en 1980 y que tiene como protagonistas al CD Tenerife y el contrabando.

- La Persecución
Un seguimiento a toda velocidad que no es tal; dos supuestos ganadores para un mismo reloj, y en exhibición el reloj de Ronnie Peterson. 

- Desde Polonia con Amor
Un 'transportador' de mercancías robadas, una triangulación de relojes Raketa a Singapur via Polonia y Francia y mucha adrenalina al volante. 

- Luna Nueva
Desaparecen relojes de una caja fuerte... y la culpa la tienen las redes sociales. 
Por las dudas tengan cuidado con lo que publican, sobre todo las manos...

- El Gruen Continental Perdido - escrito en conjunto entre Fénix Hebrón y Javier Gutiérrez Chamorro 
Davis tiene un apellido húngaro, su abuelo era de allí. Durante mucho tiempo estuve pensando de dónde sería el apellido Davis; y ahora, en este cuento, se debela el misterio. 
Aparte de ello, Davis anduvo metido entre una montaña de papeles y se encontró este relato suyo escrito en 2011 ( que en realidad corresponde, en su primera parte, a Hebrón ).

- Jornadas de Puertas Abiertas en el Padre Calvet
Un niño la tiene clarísima con los acertijos que envuelven los relojes digitales y su manera de mostrar la hora. ¿ Tendremos en un futuro a un Paul Davis potenciado... ? 

- El Hombre de Los Dos Relojes
Apenas empieza el cuento, ya sabemos el final. Pero el desarrollo de la historia, y las suecas, se llevan las palmas. Este relato es lo que Chamorro alguna vez pensó en llamar ACR 19. 

- La Invitación de Robin Masters
La frutilla del postre: Paul Davis es invitado por Robin Masters a su isla en Hawaii. También se topa con el jefe de seguridad de Masters, un señor llamado Magnum. Junto a Magnum, Davis subirá a un helicóptero, casi encontrará billete al otro barrio; y no contento con eso, el mismísimo huésped incita a Davis a robarle su colección de relojes. 
La verdad tardé un tiempo en entenderlo, sobre todo porque no he visto la serie Magnum ni sabía de qué trataba ni el nombre de sus protagonistas. Pero una vez entendido el concepto, la narración es muy amena. 



Palabras finales: si desean adquirir la Quinta Temporada está a la venta en Amazon.



jueves, 1 de abril de 2021

How To Lie With Maps, Mark Monmonier, The University of Chicago Press, 1991

 Una de las grandes autoridades en materia de Cartografía en Estados Unidos es Mark Monmonier. Este distinguido académico en el área de Geografía de la Universidad de Siracusa es reconocido entre sus colegas por ser un espíritu crítico y bastante escéptico con respecto a cómo la información ( en este caso, en el soporte cartográfico ) se brinda al público incauto. Durante décadas este muy interesante intelectual ha machacado a sus seguidores con máximas del tipo: "debería desaparecer el aura mística de los mapas y las personas debería aprender a visualizar aquello que ellos no brindan." 

Monmonier, como ya se habrán dado cuenta, es un ferviente defensor de sus convicciones, entre las cuales están las siguientes: 
- Los mapas mienten, y al mentir distorsionan y manipulan.
- Los mapas son falsificaciones deliberadas y responden a intereses tanto políticos como no políticos. 
- Los mapas son propaganda encubierta y publicidad descarada.
- Los mapas son como la leche: su información es perecedera. El Tiempo y sus Cosmovisiones, Filosofías y Circunstancias hace que mapas de hace 500 años tengan una incapacidad y falta de conexión con aquel tipo de información que hoy día necesitamos. Los mapas, hasta el siglo XIX respondían a mapas cósmicos, astronómicos, religiosos y mitológicos con una evidente necesidad imperial y/o monárquica de mostrar los dominios ganados o disputados a las 'tierras incognitas.'
- ¿ Qué tienen en común la publicidad y la cartografía ? Una necesidad de comunicar una versión limitada de la realidad. 

Pero no crean, con lo que ya llevan leído, que este profesor de Geografía es un crítico despiadado que la ciencia cartográfica. Antes al contrario, la suya es una crítica constructiva: pone el acento en la educación del lector en el sentido de que aprenda a tener en cuenta que los mapas no son un reflejo de la realidad, y que se debería incentivar la conciencia del uso de mapas bajo el aspecto del entendimiento de los componentes y elementos que conforman una imagen cartográfica y su correspondiente flexibilidad como medio de comunicación. 

Otros conceptos muy interesantes del autor con respecto a Cartografía y sus incidencias distorsivas y degenerativas:
- Los mapas no pueden ser equivalentes y conformales al mismo tiempo.
- Las proyecciones en los mapas distorsionan 5 relaciones geográficas: áreas, ángulos, forma, distancia y dirección. 
- Los mapas tienen tres atributos principales que son muy susceptibles de manipulación, supresión, cambio y distorsión ya sea por publicitarios, gobiernos, intereses geopolíticos, estratégicos, guerras comerciales, venganzas y otras yerbas. Estos atributos son la escala, la proyección y la simbolización. 

Datos finales del libro:
- Edición de tapa blanda con 176 páginas, excelente papel académico libre de ácido, mas de 100 ilustraciones muy visualizables y fáciles de entender.
- El libro tiene la siguiente estructura: Agradecimientos, 9 capítulos, Epílogo, Apéndice ( con tres subcapítulos ) y el Índice. Increíblemente, este libro no tienen bibliografía.