domingo, 8 de agosto de 2021

Tapiz pequeño de lana Churro, Chimayo, comienzos del siglo XX

 Las ovejas Churro llegaron a las Américas con los conquistadores. Y en lo que hoy es el estado de New Mexico, las ovejas Churro hicieron su aparición a principios del siglo XVII. Muy rápidamente, la lana Churra tuvo enorme aceptación entre los Pueblo y los Navajo, pues este tipo de ovejas no tienen una carne sabrosa, pero su lana es de primerísima calidad. Dado lo cual, los indios y los primeros descendientes de los conquistadores empezaron a usar esta lana para sus tapices, sus alfombras, ropa de uso y para el hogar. 

Durante el siglo XVIII y XIX los tapices y alfombras Chimayo se volvieron famosos entre los compradores de productos de las Américas en Europa. Su calidad, sencillez y preciosos colores cautivaron a los europeos ávidos de tener tejidos de calidad de las Américas.

Chimayo es un muy pequeño pueblo cerca de Santa Fe, la capital del estado de New Mexico. Aún hoy día se lo reconoce como cuna y faro de los tapices y alfombras Chimayo; que como característica principal, tienen un motivo central muy sencillo ( suele ser un águila ) y unas guardas y/o franjas horizontales en los extremos. 

En la foto pueden apreciar un pequeño tapiz de 'Águila Chimayo' con guardas de colores. Se aprecia el maravilloso teñido con productos naturales de la lana, así como también el tipo de punto de tejido, típico en este tipo de tapices del comienzo del siglo XX.  




jueves, 5 de agosto de 2021

From Sundials to Atomic Clocks, Understanding Time and Frequency. James Jespersen and Jane Fitz-Randolph, segunda edición revisada de 1999, Dover Publications

 Cuando James Jespersen and Jane Fitz-Randolph publicaron por primera vez este libro en 1977, figuraba en el catálogo del entonces National Bureau of Standards y hoy llamado NIST ( National Institute of Standards and Technology ) , que es un instituto que depende del departamento de comercio de Estados Unidos. Nos avisa la casa editorial Dover que el ejemplar que ven en las fotos es una duplicación de la Monografía número 155 del NIST, fecha de publicación 1999, y que responde a aquel libro de 1977 con correcciones y nuevos capítulos y temario. 

Los datos consignados en el párrafo anterior son importantes, pues estamos hablando de un libro de ciencias ( y además, editado por un Instituto como el NIST ) , pero cuya lectura bien puede disfrutarse si uno no sabe una papa de física. Ayuda bastante el lenguaje distendido y jovial de los autores, y las muy logradas ilustraciones de John Robb y Dar Miner. 

¿ Por dónde empezar a comentarles de qué trata el libro ?
Pues de muchas cosas: Tiempos Cíclicos, Frecuencias, Resonancias, Tipos de Energía, Amplitudes, Relojes Atómicos, UTC y sus derivadas y anteriores; Unidades de Tiempo, Alternancias, Segundo Elásticos o 'de goma'; Big Bang, Pulsars, Física Cuántica, Entropía. 
Como ven, los temas abordados por los autores entrecruzan la temática del Tiempo desde diversos ángulos: el astronómico, el físico, el matemático, el cotidiano. El libro tiene un horizonte amplio que comprende y abraza a Su Sung y su reloj ( portada del libro ); a los Mayas, la navegación satelital, los Segundos Atómicos, Newton, Einstein y un sencillo partido de billar. 

Sus 23 capítulos están organizados en 5 Áreas de Estudio:
- The Riddle of Time
- Hand-Bulit Clocks and Watches
- Finding and Keeping the Time
- The Uses of Time
- Time, Science and Technology

La edición de la foto tiene 308 páginas, edición tapa blanda papel documental - ya amarillo -; el libro posee unas muy logradas ilustraciones. Además de su cuerpo principal, el libro tiene un doble prólogo ( el de 1977, y el de 1999 ), y al final, lecturas sugeridas e Índice.