domingo, 22 de noviembre de 2020

Estación Analógica de triple lectura, doméstica y de exterior Sunbeam ( circa 1980 )

Sunbeam fue un coloso multidepartamental que supo fabricar todo tipo de electrodomésticos y accesorios hogareños. Entre los tantos accesorios lanzados al mercado por Sunbeam se encontraban las estaciones meteorológicas. 

Sunbeam nació a principio del siglo XX ( mas exactamente en 1910 ) y resultó de la unión de dos fabricantes: John Stewart y Thomas Clark. Al principio la empresa se llamó Chicago Flexible Shaft Company para luego usar el mas estilizado y sonoro Sunbeam, que resultó elegido luego de un concurso en el que participaron miles de personas y cuyo premio fue mil dólares. La empresa empezó con muchas dificultades financieras en los '90 para luego declararse en bancarrota en 2001.

La estación meteorológica de la foto es una Sunbeam plástica para exterior; ellos también fabricaron la de interior pero en metal. La lectura de las esferas es la típica: humedad, barómetro y temperatura de doble lectura ( F. y G. ). Como notarán la estación meteorológica está muy deteriorada: pasó 35 años a la intemperie. Pero por suerte la rescaté y la restauré lo mejor que pude y acá está...





domingo, 1 de noviembre de 2020

Nineteenth-Century Scientific Instruments, Gerard L' Estrange Turner, edición conjunta de Sotheby Publications y University of California Press, 1983

 Gerard L' E. Turner fue un científico, curador e historiador británico especializado en el estudio y catalogación de instrumentos de medición y observación que la humanidad ha puesto en uso en los últimos 500 años. 

Dr. Turner, además, cosechó membresías aquí y allá: miembro de la International Union of the History of Science ( de la que fue secretario en la comisión de Instrumentos Científicos ); fue curador del Museum of the History of Science de la Univerdidad de Oxford; y director de la British Society of the History of Science. Es decir, el doctor Turner era una eminencia y sabía perfectamente de lo que estaba hablando.

Con semejantes pergaminos, y con ya muchos otros libros científicos y de catalogación en su haber, Turner se abocó a resumir brillantemente en un tomo bellamente escrito, encuadernado y con hermosas imágenes los que a su juicio fueron los instrumentos científicos que revolucionaron la ciencia, la técnica y la vida cotidiana de la humanidad durante el siglo XIX. El siglo XIX, a su entender, ofició de bisagra entre aquella ciencia que solo experimentaba y la aplicación social; entre la teoría y la práctica; entre ocultismo y implementación popular de los avances. El siglo XIX, en resumidas cuentas, puso los avances e instrumentación científica al alcance de las grandes masas. 

El libro que ven en las fotos es una edición conjunta de Sotheby Publications - London - y University of California Press, primera edición para USA y Canadá de 1983 y cuenta con 320 páginas, papel ilustración, tamaño enciclopedia, tapa dura y cubierta.

El libro contiene las siguientes secciones:
- Introducción
- Contenido
- 15 capítulos en los que el doctor Turner desarrolla diferentes tópicos representados por sus implicancias e incidencias en la medición-observación: Tiempo, Pesos y Medidas, Mecánica, Hidrostática, Neumática, Calor, Sonido, Luz, Magnetismo, Electricidad, Química, Meteorología, Navegación y Catastro, Dibujo y Cálculo, Ciencia de la Recreación.
 - Bibliografía ( memorable )
- Index .

Por supuesto, y para el tema que nos ocupa en este blog, el capítulo de Tiempo es excelso. Igualmente el libro es fascinante en todos sus desarrollos, sobre todo aquellos asociados a instrumentos mecánicos emparentados con la horología. Tengan en cuenta que en la mayoría de los casos los fabricantes de instrumentos de medición y observación solían diversificar su catálogo con múltiples instrumentos: relojes de barco y patrones; estaciones meteorológicas, microscopios, teodolitos, compases o telescopios.